Si eres cristiano tu ADN es fariseo

Por angel soto

Me parece que nadie calculó la dimensión histórico-religiosa de aquellas duras palabras dichas por Jesús a sus contemporáneos fariseos, palabras que han transcendido el tiempo, las etnias, culturas, continentes y religiones.

¡…escribas y fariseos, hipócritas!

Tanto ha trascendido este concepto que si buscamos la definición de “fariseo” en la RAE¹ una de las definiciones que encontraremos es: “hombre hipócrita”. Craso error.

Los fariseos por lo tanto son vistos como un ejemplo, pero un ejemplo de cómo no se debe ser ni actuar. El rechazo cristiano hacia el fariseísmo raya muchas veces en lo exagerado, queriendo insistentemente demostrar que ellos nada tienen que ver con los fariseos, desarrollando entre muchos un anti-semitismo subterráneo e inconscientemente heredado y aprendido.

Es lógico pensar que como había que tomar en cuenta las palabras del maestro para formar la teología cristiana éstas no debían quedarse fuera, más aún cuando tenemos que en un sólo capítulo en el evangelio de Mateo se repite siete veces ésta misma frase², a lo que se añaden otros términos no muy amigables utilizados por el mismo Jesús para referirse a éstos, tales como: sepulcros blanqueados, necios, víboras, ciegos, etc.

De los cuatro evangelios canónicos el de Mateo es de los más leídos y estudiados dentro del cristianismo, generalmente cuando alguien se convierte al cristianismo una de las exigencias básicas para el nuevo creyente es que estudie los evangelios, y vaya que en el canon cristiano Mateo es el primer libro del conjunto de textos conocidos como Nuevo Testamento, ya aquí tenemos un indicio de impacto textual por razones de exposición y repetición al que el lector se expondrá de manera involuntaria. Si a esto sumamos que de manera general dentro del cristianismo no se estudian las sectas del judaísmo, las peculiaridades del judaísmo del segundo Templo (época en la que Jesús vivió) y el impacto socio-cultural de dicho período, sectas como los fariseos se convierten en una nebulosa que oscurece nuestra visión y nos confunde al punto de mezclar todo y no saber el por qué de esas repetidas discusiones entre Jesús y algunos de ellos.

Quisiera lograr con éste artículo que mis amados hermanos cristianos puedan ver desde otra perspectiva el fariseísmo y se den cuenta que si hoy día existe el cristianismo, se lo deben a los fariseos.

Para empezar ¿De dónde nacen y quiénes eran los fariseos?

En Judea en el siglo I coexistían diversos grupos y escuelas de pensamiento debido al pluralismo que imperaba en la nación que fue ocasionado por la invasión y exposición salvaje de la cultura y el helenismo griego hacia la cultura hebrea. El judaísmo pasó de ser monolítico a plural y abierto a todas las tendencias, dentro del gran abanico de ofertas de pensamiento que existían podemos destacar y en orden de importancia los siguientes grupos: Los fariseos, los saduceos, los esenios y los celotes.

Por supuesto que había muchos grupos más pero eran grupos muy minoritarios y no incidían tanto en la vida cotidiana israelita de aquellos días, además dentro de cada grupo existían también pequeños grupos que se subdividían entre sí.

Los fariseos

Los fariseos son los sucesores de los “hasidim” (devotos) que habían sido un grupo que surgió en Judea debido a la resistencia y oposición a toda influencia griega, ya que los judíos más ricos y educados y los que se encontraban en las afueras de Israel tenían una tendencia a asimilar la cultura griega. Existiendo siempre una gran masa aferrada a sus ancestrales costumbres y tradiciones se oponían a todas estas manifestaciones helénicas, es por eso que surge este grupo conservador llamado los hasidim, y del cual más tarde nacen los fariseos.

Fariseos, del hebreo “perushim” que significa “los puros” o “separados” se definen como partido durante la revuelta macabea contra la invasión siria cerca del 166 AEC³ aunque no es sino hasta el tiempo de Juan Hircano (134-104) cuando toman más notoriedad por la oposición política contra éste sumo sacerdote.

Eran el partido mas grande y popular y quienes desarrollan la figura del “Rabí” o “Rabino” que era el maestro judío fariseo que se encargaba de interpretar y enseñar la ley de Moisés a la población, por eso estuvieron siempre conectados al pueblo. Ellos son los que crean y desarrollan la interpretación de las Escrituras y se aferraban fielmente tanto a la ley como a las tradiciones del pueblo. Tratando de llegar a la ética más profunda de la ley a través de la interpretación crean lo que se llamó “el debate libre” en donde estos rabinos o maestros debatían entre sí exponiendo sus puntos de vista con relación a lo que ellos consideraban era una válida interpretación de las Escrituras, debate que propició el desarrollo de muchos rabinos y que más tarde se levantaran dentro de estos grupos de fariseos las dos escuelas fariseas más famosas dentro de Israel: la de Hilel y la de Shamai, que fueron de los más grandes rabinos de la época y sus pensamientos, teología y enseñanzas persisten hasta nuestros días.

jesus-ante-los-ancianos

Gráfica de un fariseo exponiendo su interpretación de la Torá

Los fariseos lograron ser aceptados casi por la totalidad del pueblo, a diferencia de los saduceos que eran considerados traidores en tanto estaban ligados a Roma, creían en una vida ultratumba, creían en que el Creador daría recompensa a toda persona después de la muerte, sea buena o mala. Consideraban que el justo y piadoso en esta vida iba a ser recompensado con felicidad eterna y aquel que era desobediente a la ley divina, soberbio e injusto sufriría en un lugar de tormentos para luego ser destruidos. Aunque por la gran cantidad de escuelas de pensamiento había ciertas diferencias entre los grupos con relación al castigo y recompensa final.

Siguiendo esta línea de pensamiento Jesús lo ilustró con la famosa parábola del rico y Lázaro que se encuentra documentada en Lucas 16:19-31 donde se destaca dicha enseñanza, que mientras estamos en la tierra debemos aprovechar para vivir lo mas piadosamente posible pues nuestro fin será vida después de la muerte.

Los saduceos no creían en la resurrección (Mt 22:23, Mr 12:18, Lc 20:27), en una ocasión en que el apóstol Pablo fue arrestado en Jerusalén dividió a sus acusadores reafirmando su creencia como fariseo de una esperanza futura (Hch 23:6-10).

El historiador Flavio Josefo nos habla de los fariseos en su obra Antigüedades:

Viven parcamente, sin acceder a nada en los placeres. Se atienen como regla a las prescripciones que la razón les ha enseñado y transmitido como buenas, esforzándose en practicarlas. Honran a los de más edad, ajenos a aquella arrogancia que contradice lo que ellos introdujeron. A pesar de que enseñan que todo se realiza por fatalidad, sin embargo no privan a la voluntad del hombre de impulso propio… Creen que al alma le pertenece un poder inmortal, de tal modo que más allá de la tierra tendrá premios y castigos… Los virtuosos tendrán la facultad de volver a esta vida. A causa de esto, disfrutan de tanta autoridad entre el pueblo, que todo lo perteneciente a la religión, súplicas y sacrificios, se lleva a cabo según su interpretación. Los pueblos han dado testimonio de sus muchas virtudes, rindiendo homenaje a sus esfuerzos, tanto por la vida que llevan como por sus doctrinas. (Ant 18,1,3).

Una de las características fariseas mas importantes es la esperanza mesiánica, creían que un ungido descendiente de David haría su aparición sobre Israel, restauraría su nación en todos los sentidos y traería esa gloria que habían tenido en los tiempos davídicos. Ese mesías gobernaría incluso el mundo bajos los códigos de ética y moral establecidos en la ley de Moisés para engrandecimiento de la nación judía. Entendían que estaría revestido de un poder sobrenatural y esas profecías de un mesías gobernando así como lo hizo David con amor, justicia, equidad, sabiduría, etc. pero en una manera superlativa cubrían de sentimiento, patriotismo y esperanza a esa nación que se encontraba bajo la bota romana.

Se consideraban dependientes del Todopoderoso y trataban de no contaminarse con las actividades de la vida diaria de la época, consideraban que el estado y la iglesia no eran compatibles.

Las relaciones entre fariseos y saduceos comienzan a ser muy violentas debido a la diferencia de pensamiento y por el hecho de que los saduceos siempre estuvieron ligados al poder político, los enfrentamientos fariseos-saduceos se agudizan durante los reinados de los hijos de Hircano y para reprimir un levantamiento popular uno de ellos Alejandro Janeo llegó a crucificar a tres mil fariseos.

Para el 4 AEC algunos fariseos liderados por Judas El Galileo y Saddoq crearon una revuelta instigando al pueblo a no pagar impuestos a Roma, por lo que Herodes Arquelao reprime el levantamiento y termina crucificando dos mil rebeldes (Gamaliel cita este acontecimiento en Hch 5:37).

Los fariseos se consideraban los únicos en tener toda la explicación de cómo aplicar la ley en los tiempos cambiantes, pues según ellos contaban con el conjunto de explicaciones y aplicaciones de la ley mediante lo que se conoce como ley oral, que fue pasando de boca en boca, de padre a hijo y de maestro a discípulo de forma muy privada y que pertenecía a ellos. Por supuesto -como ya hemos dicho- los saduceos no aceptaban esa línea de pensamiento y se circunscribían de manera exclusiva a la Torá de Moisés (pentateuco).

Por eso veremos en los relatos de los evangelios a muchos sacerdotes y principales del templo al ver a Jesús enseñando preguntarle (Mt 21:23):

¿Con qué autoridad haces estas cosas? ¿y quién te dio esta autoridad?

 Todo esto generaba muchas tensiones dentro de estos dos grupos que va venían con un historial de incompatibilidad teológica y religiosa, hubo entonces una búsqueda del respaldo de Roma -más del lado saduceo- para implementar dicha autoridad.

Las escuelas de Shamai y Hilel

Como apuntamos anteriormente dentro de la secta de los fariseos se destacaron primordialmente dos escuelas de pensamiento, la de Hilel y la de Shamai, que coexistieron en aquellos días.

Hilel, conocido como Hilel Ha-Zaquen (el Sabio) y también como Hilel el anciano, fue un maestro y rabino judío fariseo que vivió entre el 70 AEC al 10 EC. Hilel fue el primero que sistematiza la interpretación de la ley escrita, se destacó como uno de los mas grandes rabinos de ese tiempo y su preparación religiosa lo convirtió en una autoridad.

Hilel hace énfasis en el cumplimiento de las normas éticas, el amor al prójimo, en la humildad, en la preocupación por los demás. Es de carácter apacible y sereno, enseña a ser rudo con uno mismo pero blando con los demás. Es de los pocos rabinos que enseña a amar a los gentiles (que entre los judíos siempre fueron mal vistos, por ser pueblo sin pacto con el Creador), más adelante veremos a personajes como el Apóstol Pablo siendo un fariseo hijo de fariseos (Hch 23:6) instruyendo precisamente a creyentes gentiles debido a su enseñanza farisaica hilelista de amor hacia ellos recibido directamente de uno de los más grandes rabinos de Israel y que era nieto de Hilel: Gamaliel.

Existen muchos escritores como el filósofo Ernest Renan que afirman incluso que Hilel fue maestro de Jesús. Enseñanzas que Jesús utiliza como: “No hagas a tu prójimo lo que odies que te hagan a ti” o “El sábado se hizo para el hombre y no el hombre para el sábado” son enseñanzas que Hilel había dado antes siquiera que Jesús naciera.

Debido a su carácter apacible –contrario a Shamai- su escuela de pensamiento liberal se desarrolló mucho en Israel y en cuanto a los enfrentamientos teológicos de sus escuelas salió favorecido, aunque hay que decir que ambos lograron atraer una cantidad muy numerosa de adeptos.

Tanto Shamai como Hilel preparaban sus discípulos y dominaban la vida nacional de Israel en los días previos al nacimiento de Jesús. Son esas discusiones que comenzaron Hilel y Shamai (trabajo en sábado, divorcio, etc) las que más tarde reproduciría Jesús con los otros fariseos.

¿Por qué Jesús discute tanto con los fariseos?

Jesús como todo rabino tiene poder de interpretación, si se encontraba con otro rabino podía comenzar el debate. Pero éstos debates eran cotidianos y el fin era interpretar mejor la Torá, los únicos que debatían eran los fariseos, los saduceos eran literalistas y sólo se circunscribían a lo que decía la Ley de Moisés, sin interpretación. Es decir que los debates en que vemos a Jesús en casi todos los relatos no se trata de Jesús en contra de todos los fariseos, sino Jesús aplicando la interpretación farisea de Hilel (flexible) en contra de los fariseos que siguen a Shamai (inflexible). Un ejemplo de esto es el tema de la observancia sabatina (Mt 12:1-12, Lc 13:10-17), Hilel decía que se podía quebrantar el sábado si era para salvar una persona, Shamai decía que no se debía quebrantar bajo ningún concepto. Como vemos esos mismos debates de casi 100 años antes Jesús lo estaba reproduciendo con los seguidores de Shamai, el cristianismo ha enseñado que Jesús había abolido el sábado, y citando palabras como “el sábado se hizo para el hombre, no el hombre para el sábado”( Mr 2:27) muchos desconocen que también la había dicho y enseñado Hilel una generación antes de Jesús.

En consecuencia Jesús sigue casi en su totalidad la línea flexible Hilelista, salvo escasas excepciones como el tema del divorcio o el proselitismo en la que toma la postura de Shamai, pero en fin, interpretaciones de ambos maestros fariseos.

¿Jesús catalogó de hipócritas sólo a los fariseos?

Efectivamente no. Por el impacto que las citadas palabras han tenido, muchos desconocen a la cantidad de grupos y personas a los que Jesús señaló de hipócritas. En el capítulo 6 de Mateo Jesús habla de la hipocresía a nivel general sin especificar grupos, en el capítulo 16 llama hipócritas tanto a fariseos como a saduceos, en el capítulo 22 llama hipócritas a fariseos y herodianos, en Lucas 12:54-56 llama hipócritas incluso a toda una multitud. Éste título no fue exclusivo de los fariseos, a decir verdad por el firme carácter de Jesús no vaciló en decirlo a quien él consideraba decirlo.

De hecho, calificativos como “generación de víboras” se les hace también a saduceos (Mt 3:7), los saduceos también tentaron a Jesús (Mt 16:1), “la levadura” también era de los saduceos (Mateo 16.6).

En definitiva, cuando Jesús dice : “escribas y fariseos hipócritas” se está refiriendo a un grupo dentro del fariseísmo que lo era, pasa igual si hoy día decimos: “cristianos hipócritas”, nadie pensará que nos referimos a todo el cristianismo por esa expresión, sino más bien a algunos cristianos que sí lo son. Es lo mismo que pasó dentro de los debates recurrentes entre Jesús y los otros fariseos.

Los oponentes reales de Jesús no son los fariseos, son los saduceos.

Los saduceos –como dominaban el Templo- y eran contrario a los fariseos en cuanto a doctrina son los que posterior a la muerte de Jesús dificultan el mensaje de los discípulos y por su poder político (del cual carecían los fariseos) manipulan toda situación posible para que sus enseñanzas no se sigan proliferando, como bien está documentado en el libro de los Hechos (1:1-3, 5:17-18, 23:6-10).

¿Por qué Jesús utiliza las parábolas?

Dentro de los métodos de enseñanza farisea tenemos: La hagadá (la narrativa, cuentos) y la lajá (forma de andar), los rabinos utilizaban una de ellas o combinación de los dos recursos, Jesús tiene un auditorio de personas de baja intelectualidad debido al lugar donde se desarrolla, Galilea, donde la población no era dada a los estudios, era una zona rural dedicada a la pezca, ganadería, agricultura, etc. No debe sorprender a nadie el porque las parábolas que Jesús utiliza se desarrollan en este contexto campesino. Para Jesús darse a entender utiliza las parábolas por lo fácil y directa que puede ser su enseñanza y las personas no tienen que ser intelectuales, nuevamente este era otro recurso exclusivamente fariseo, rabinismo hagádico o narrativo.

¿Como influyó el fariseísmo para ser la base del cristianismo?

En todo. Todo lo que Jesús enseña es fariseo, la vida de Jesús es farisea: es rabino, va a la sinagoga, enseña la resurrección, la vida después de la muerte, cree en ángeles y demonios, debate la Ley de Moisés con otros, no le interesa el poder político, sus costumbres tradicionales son fariseas,  utiliza talit (manto de oración), utiliza tzit tzit (aquellos flecos que tocó la hemorroisa relatado en Lc 8:43-44), cree y se autoproclama Mesías, sus discípulos son fariseos, sus mejores amigos y allegados son fariseos.

La creencia popular no concibe interacciones sociables y amenas de Jesús con los fariseos, los ven como enemigos pero a decir verdad hay pasajes en los que Jesús y los fariseos aparecen en actitudes pacíficas y amigables: Jesús fue a comer normalmente a casas de fariseos (Lc 7:36; 11:37; 14:1: donde se trata de uno de los jefes de los fariseos); los fariseos advierten a Jesús que Herodes Antipas lo quiere matar (Lc 13:31ss.); como amigos o partidarios de Jesús aparecen Nicodemos (Jn 3:1; 7:50; 19:39) y José de Arimatea (Mc 15:43); algo a destacar es el tremendo elogio que hace Jesús del escriba o maestro de la Ley (Mc 12:34).

Pero aún más, una muestra de que sus discípulos eran fariseos está la ocasion cuando Jesús le pregunta a la Hermana de Lázaro –Marta- si creía que su hermano resucitaría, ella contesta: “Yo sé que resucitará en la resurrección, en el día final” (Jn 11:24), pensamiento evidentemente y exclusivamente fariseo.

Sin dejar de mencionar que el más importante instrumento para la creación del cristianismo fue Saulo de Tarso (fariseo por cierto), quien como el mismo lo dice fue instruido por unos de los más grandes maestros de su tiempo: Gamaliel (Hch 22:3), que también era fariseo y por si fuera poco nieto de Hilel, sí, el más influyente fariseo del que hemos hablado.

Más aún, luego de la caída del Templo de Jerusalén en el año 70 los fariseos prácticamente toman el dominio del judaísmo y transforman el culto pues ya la figura de intermediación sacerdotal quedaba innecesaria una vez el Templo había caído, los saduceos al no tener templo desaparecen y los fariseos entonces trasladan el culto a las sinagogas (que para ese entonces había muchísimas diseminadas en todo el mediterráneo) y reemplazan los sacrificios físicos por el estudio de la ley de Moisés. Un dato muy importante que debemos destacar es que son ellos los que preservan el judaísmo de su destrucción total.

Cuando Roma toma el control de los textos judíos y sus maestros, tomó prácticamente las interpretaciones fariseas (que era lo único que se había desarrollado y estaba disponible), de un maestro y discípulos fariseos, con perspectivas fariseas del diario vivir y las fueron acomodando a los cultos y religiones que Roma ya poseía, surgiendo más tarde y de manera oficial –con esta base judía farisea- el cristianismo.

Veamos la herencia farisea en cuanto a doctrina.

El cristianismo cree en:

La resurrección, doctrina exclusiva farisea.

En ángeles, eso es fariseo.

En los demonios, fariseo.

En vida después de la muerte, fariseo.

En el castigo a los malvados y premio a los justos, fariseo.

En vivir piadosamente en la tierra, fariseo.

En el Mesías –o Cristo- , figura netamente farisaica.

El mismo hecho de interpretar pasajes, es fariseo.

En el mundo espiritual, fariseo.

En la vida eterna, fariseo.

Ok, veamos la herencia farisea en cuanto a liturgia.

El culto o servicio en el protestantismo y misa en el catolicismo.

Es sobradamente sabido que todas las civilizaciones han adorado a sus dioses, para lo cual han construido altares o templos de acuerdo a su propia concepción de como honrarlos. Esto no fue la excepción para Israel pues recibió la instrucción del mismo Creador para ello. Ahora bien, tener un lugar donde se rindiera culto a su Dios y a la vez se estudie alguna porción de la Escritura y se proporcione una enseñanza u exhortación fue instituido precisamente por los fariseos. Si bien los esenios se reunían y estudiaban los rollos no podemos decir que era algo programado y planificado para ello además de no tener lugar por encontrarse prácticamente en el desierto. Cuando los fariseos crean las sinagogas su concepción en parte fue trasladar la solemnidad del Templo -que ellos consideraban corrompidos por ser manejados por los saduceos- precisamente a las sinagogas, es por ello que su diseño cumple con lo que sería un “templo en miniatura” donde tenían especie de un atrio, lugar santo y lugar santísimo donde guardaban una réplica del arca de la alianza y los rollos de los profetas. Allí se designa una día especial para dedicárselo al Señor (shabbat), una persona encargada de leer una porción de las Escrituras y ofrecer una breve enseñanza (por cierto, en una especie de altar a la vista de todos) con sus respectivos asientos para los visitantes. Los fariseos decían que ya los sacrificios físicos no eran tan necesarios toda vez que se remplazaran por el estudio de las Escrituras y la oración al Altísimo -¿esto suena familiar, eh?-. Después de la destrucción del Templo las sinagogas fueron el único lugar en que la comunidad podía reunirse religiosamente hablando y desarrollaron la vida de hermandad religiosa cumpliendo los mandatos divinos de manera ajustada a la nueva realidad que se vivía. Sabemos como Pablo en principio desarrolla su ministerio de sinagoga en sinagoga de shabbat en shabbat ofreciendo la nueva esperanza a los prosélitos de la puerta y los provenientes de entre los gentiles. De ahí se tomó la forma y mezclando un poco con sus otras religiones Roma instituyó la misa y más tarde el protestantismo le dará su toque y llamará servicio o culto.

Otra herencia más…

La Santa cena o mesa del Señor en el protestantismo y Eucaristía en el catolicismo.

Alguno dirá: “Eso no es fariseo, proviene de la Pascua que se instituyó en Egipto cuando los israelitas iban a salir, los fariseos no existían aún”. Es correcto, pero si analizamos el mandamiento dice que para celebrar la pascua se debe comer cordero, pan sin levadura e hierbas amargas (Ex 12). Me gustaría preguntarles quien de mis amados cristianos consume eso cuando celebran la Eucaristía o Sena del Señor, ninguno.

¿Que es lo que se consume (real o simbólicamente)? Pan y vino. La ingesta del vino dentro de la cena de la pascua fue una adición farisea introducida unos 200 años antes de la aparición de Jesús, esto se hizo para que la fiesta de la pascua tome un simbolismo más fuerte, se añaden cuatro copas de vino las cuales cada una tenía un simbolismo especial debido a cada verbo utilizado por El Todopoderoso cuando los sacó de Egipto: (santificación, salvación, redención y la copa de la ira). Todo este tema de las copas quedó registrado en el libro de la tradición oral farisea, el Talmud (Pesajim 117b, Meguila pag. 18 col a)

Pan y vino para la Pascua judía

Las cuatro copas se tomaban así: Una antes de la cena (la de la Santificación), una durante (la de la Salvación), una después de la cena (la de la redención, esta es la que el comparte con los discípulos pues iba camino a redimir la humanidad Mt 26:27-28) y la última era la copa de la ira (Él no se la toma ahí sino que más adelante dice al Padre que pase de él esa copa, claro está pues la ira del Padre caería sobre él. Mt 26:39,42), de repente esos relatos toman sentido ¿no?

Así se celebraba la pascua (dentro del fariseísmo) desde los tiempos de Hilel utilizando vino, y entonces todos los discípulos fariseos subsiguientes la celebraron así incluyendo –por supuesto- a Jesús y sus discípulos y los otros discípulos que siguieron tras él, y luego los otros, y más que vinieron y otros, él mismo ordenó incluso seguir celebrándola así en su memoria.

Este simbolismo, por Jesús enfatizar el pan como su cuerpo y el vino como su sangre quedó impregnado en la identidad cristiana olvidando el mandamiento completo y sólo tomando aquellos elementos que mencionó Jesús que –como he explicado- es costumbre farisea, ojo, este mandato no es bíblico, es una costumbre o tradición oral farisea (vemos, que jesús no rechazó toda la tradición farisea pues él mismo la practicaba, rechazó aquello que se superponía a la Torá para preservarla) y fue con lo único que el cristianismo se quedó, sí amados míos aparte del pan, el vino en la celebración de la pascua es exclusivamente fariseo.

Curiosamente, algunos 100 años antes de Jesús un gran rabino  había decretado el uso obligatorio de las cuatro copas en la cena de la Pascua a todo fariseo, ¿adivinan quien fue? Sí, Hilel.

Ya para terminar y a modo de conclusión pregunto….¿alguien ve la estrecha relación histórica y bíblica fariseo-cristiana o soy sólo yo?

Sígueme en Twitter @angelsoto

———

¹ Real Academia Española

² Ver el capítulo 23

³ Antes de la Era Común, o Antes de la Era Cristiana.

Anuncios

22 comentarios en “Si eres cristiano tu ADN es fariseo

  1. saludos amado hermano, como siempre un gusto saludarte. Con respecto al tema, me entfistece que algunos mesianicos, nos consideren bastardos, cuando al final mesias y cristo tengan un mismo significado. Con respecto al termino hipocritas,Jesus lo aplico a fariseos y saduceos por igual, no por su doctrina en si,sino porque en su afan de cumplir la ley y tradiciones, se olvidaron del amor y del proposito mismo de la ley y las tradiciones,al punto de condenar y querer asesinar al Señor por hacer milagros en sabado.no contentos con esto ignoraron adrede que Jesus era el mesias pese a la evidencia (profesias cumplidas y milagros) y al testimonio mismo de Jesus.
    cambiando de tema es bueno recordar que el mismo apostol pablo considero todo su conocimiento de fariseo como estiercol, frente al conocimiento del mesias. Finalmente sino fuera por la divina providencia de nuestro SEñor, que mantuvo el cristianismo, los judios mesianicos de hoy no hubieran conocido el muevo testamento y seguirian en tinieblas.saludos.

    • Hola amado Camilo, gracias como siempre por comentar.

      Tiene razón en cuanto al significado de Mesías y Cristo, la diferencia radica en cómo cada cultura lo ha visualizado. No me parece que ignoraron “adrede” que Jesús era el Mesías ni que haya evidencia profética suficiente para que un judío crea en su mesianidad, ésto ya lo traté en el artículo: https://viviendolafe.org/2012/12/14/acerca-de-los-judios-su-velo-y-el-mesias/

      Antes que existiera el Nuevo Testamento los judíos obtenían salvación, el NT para un judío (ortodoxo) no representa nada. Y siempre cabe la pregunta: si un judío está en “tinieblas” porque el Todopoderoso puso un velo sobre ellos… ¿Son los judíos culpables por no creer?

      Admito que ese es uno de los temas más complejos.

      Paz.

    • No se preocupe señor camilodelvalle79, ese tipo de comentarios hicieron una vez que me sintiera un hijo bastardo. Pero no, la hipocresía crece en el corazón de la persona y si no te haces la idea hipócrita va a ser muy difícil que entonces la lleves a cabo en la acción.

  2. Saludos hermano, estudiare con cuidado tus apreciaciones para seguir creciendo, por otro lado estan dando una conferencia llamada fuego extraño liderada por jhon macarthur, sobre el caos de los carismaticos, las traducen al español dejo el link por si deseas verlas y sacar material de interes para los hermanos:
    https://www.tmstrangefire.org/livestream/spanish/video#.UmE2anAz1Im
    http://evangelio.wordpress.com/2013/10/17/fuego-extrao-la-importacin-africana-de-caos-carismtica-conrad-mbewe/

    • Gracias amado por el link, realmente había escuchado de estas conferencias pero no había visto ni una, o sea que me perdí dos días. Hoy he visto un fragmento de una.

      Espero que en breve suban todas a la web luego tendré mis conclusiones.

      El Todopoderoso te guarde a tí y los tuyos, hoy y siempre!

  3. Muy interesante tema tocado a modo que todos podamos participar, hermanos en el Mesías, nuestro Padre Eterno no vendrá por ninguna denominación. escudriñemos este bendito libro de instrucción a nuestras vidas, y demostremos día a día nuestro amor con buenas obras.
    Bendecidos sean todos Shalom!!

  4. Pingback: Escribas y Fariseos…¿no tan hipócritas? | Viviendolafe.org

  5. El judaismo no es lo que dice el Tora. Estáis en algo raro. Siempre había un profeta mashiah/ ungido por el Espíritu de Dios. Entonces hablar que no hay Mesias es algo que no encuadra con el Tora. David – mashiah, Saul – mashiah, hasta el rey Ciro – mashiah/ o mesias. Hay que leer antes de hablar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s