“Hagamos…a Nuestra…”

por angel soto

De seguro que cuando usted lee pasajes como Génesis 1:26 cuando el Todopoderoso habla en plural, usted se pregunta: ¿Hagamos? ¿Como que hagamos? ¿Acaso el Creador es más de uno? ¿Cuantos son? ¿será una terminología para atribuir poderío al Eterno? ¿está refiriéndose a la trinidad?

Sin embargo a la hora de actuar se singulariza la expresión y se define sin lugar a dudas su obrar de manera excluyente: “..entonces creó al ser humano…hombre y mujer los creó…”

Lo cierto es que son múltiples los versos plasmados en éste estilo y no sólo los encontramos en el libro de Génesis sino en otros textos de Las Escrituras en los que vemos al Creador hablando en plural, como si estuviera rodeado de otros seres, consultando, deliberando.  Y éstos no parecen ser errores textuales. ¿existe una explicación mas allá de todo esto?

Debemos entender que existe en los cielos un Tribunal Celestial, el cual está compuesto por el mismo YHWH como juez y autoridad suprema y otros seres espirituales que lo acompañan. Tribunal donde se toman la mayoría de decisiones que tienen que ver la creación, principalmente con el ser humano y su existencia. Lo más probable es que usted esté de acuerdo conmigo de que uno de los atributos más importantes del Creador y nombrado y reiterado en Las Escrituras es Su Justicia, justicia que define parte de Su misma naturaleza.

Imagen tomada de nodulo.org

Lo físico se nos ha dado para tener una idea de cómo funcionan las cosas espirituales, y en el caso que nos ocupa ahora la justicia no es la excepción. La Justicia requiere de unos requisitos básicos para ejercerla correctamente, por mas soberano que usted sea como juez no puede tomar una decisión final si no se agotan ciertos procedimientos y con varios testigos en el proceso, un juicio justo comienza con una investigación del caso, un examen de los hechos, pruebas contundentes y su evaluación antes de pronunciar un veredicto final. Esa es la forma de proceder en cualquier tribunal, incluyendo el celestial.

Y sabemos por las Escrituras que el Eterno es un “juez justo”:

Abraham nos dice:

¡Tú eres el juez de toda la tierra! ¡Tú no puedes matar a los que hacen lo bueno junto con los que hacen lo malo! ¡Tú eres un Dios justo! (Gen 18:25 TLA)

En jueces 11:27 leemos :

Que el Señor, el gran Juez, dicte hoy su sentencia en esta contienda entre israelitas y amonitas.

Samuel añade:

YHWH, pues, será juez, y él juzgará entre tú y yo. El vea y sustente mi causa, y me defienda de tu mano.

Salmos 7:11

Dios es un juez justo, un Dios que en todo tiempo manifiesta su enojo. (NVI)

Salmos 50:6

El cielo proclama la justicia divina: ¡Dios mismo es el juez!. (NVI)

Salmos 75:7

sino que es Dios el que juzga: a unos humilla y a otros exalta. (NVI)

Salmos 94:2

Levántate, Juez de la tierra, y dales su merecido a los soberbios.”(NVI)

Isaías 33:22

Porque Jehová es nuestro juez, Jehová es nuestro legislador, Jehová es nuestro Rey; él mismo nos salvará. (RVR60)

Jeremías 25:31

Llegará el estruendo hasta el fin de la tierra, porque Jehová tiene juicio contra las naciones; él es el Juez de toda carne; entregará los impíos a espada, dice Jehová. (RVR60)

2 Timoteo 4:8

Por lo demás, me está guardada la corona de justicia, la cual me dará el Señor, juez justo, en aquel día; y no sólo a mí, sino también a todos los que aman su venida. (RVR60)

Hebreos 12:23

a la congregación de los primogénitos que están inscritos en los cielos, a Dios el Juez de todos, a los espíritus de los justos hechos perfectos, (RVR60)

De éste modus operandis celestial es como hemos heredado nuestros sistemas de justicia terrenal, se nos ha mostrado desde la creación del ser humano como nuestro Creador establece y ejerce su justicia, tanto en el cielo como en la tierra comenzando y siendo delegada al hombre de manera formal dentro de la ley mosaica con el Sanedrín (asamblea o corte suprema que constaba de 71 miembros) en su momento y era en principio una extensión de los procesos judiciales celestiales aquí en la tierra en los cuales se tenia bien definido las penas en todo caso de transgresión con una sorprendente y detallada minuciosidad y especificidad en la legislación, ordenado como base indispensable para la vida civil y religiosa y expresado en mandamiento tanto a judíos como a los hijos de Noé:

“Establecer cortes de justicia”

De ahí entonces que dependiendo del tipo de pecado el infractor puede ser juzgado bajo tribunales terrenales o bajo tribunales celestiales, todo lo que está bien especificado en la ley terrenal se puede resolver terrenalmente pues se establece claramente su condena, pero cuando no existe provisión terrenal ante una falta entra entonces en vigor el tribunal celestial.

Note usted por ejemplo que existe un mandamiento de honrar a padre y madre (Éxodo 20:12) ¿y que pasaba cuando un hijo maldecía y no honraba a sus padres? moría irremisiblemente, Jesús nos dice en mateo 15:4 lo siguiente:

Dios dijo: “Honra a tu padre y a tu madre”,y también: “El que maldiga a su padre o a su madre será condenado a muerte.”

Ahora bien, ¿que pasaba si esos padres morían primero y el hijo se arrepentía y ya no podía pedirles perdón?…pero está verdaderamente arrepentido y compungido…no existe provisión en la ley para ese caso, se decidía entonces bajo tribunales celestiales donde sí se sabe que pasará con el destino de esa persona.

Igualmente todas las transgresiones internas del ser humano, por ejemplo yo no puedo saber lo que usted piensa ni usted puede saber lo que yo pienso. Si usted ha cometido un pecado de muerte y nadie lo ha visto u acusado se ha salvado de la justicia terrenal (puesto que es necesario testigos para probarlo), pero sí le espera el tribunal celestial.

Es por eso que el consejo celestial envía al Hijo unigénito del Padre a morir por nosotros y ser una provisión completa para todos esos tipos de pecados que nos hubieran llevado a la muerte tanto física como espiritual y que no había provisión alguna de expiación en la Torá. Pablo refiriéndose a esto mismo nos dice en Hechos 13:39:

Ustedes no pudieron ser justificados de esos pecados (pecados de muerte) por la ley de Moisés, pero todo el que cree es justificado por medio de Jesús. (paréntesis añadido)

Si bien es cierto que no se nos relata el origen de estos seres que acompañan al Creador no menos cierto es que no podemos dudar de su existencia, en el caso de los ángeles por ejemplo sabemos que preexisten a la raza humana y en ningún lugar se nos relata de que forma, ni cuando, ni como fueron creados y este tema no es cuestionado. Tenemos otro ejemplo con el caso de los 4 seres vivientes que se encuentran en la misma presencia del Todopoderoso y según el libro de Revelación están “llenos de ojos por delante y por detrás” (4:6) y tampoco conocemos su origen, es decir que en el momento de la creación tanto de la tierra como del ser humano ya El Eterno tenía formado su consejo y estaba acompañado de unos seres espirituales que por decirlo de alguna manera forman parte de Su Asamblea.

Si éste tribunal existe entonces no resulta extraño que ocurra “el juicio final” con todas las pruebas que se requieren para liberar, premiar o condenar a una persona, ni que exista el acusador (El Satán) que va delante del trono a acusar a los escogidos, tampoco es extraño que los acusados tengan un abogado como bien nos apunta Juan: Jesús el Mesías, todo esto dentro del contexto organizacional de un tribunal debidamente formado.

El Salmo 82 nos dice que el Eterno preside el consejo celestial.

El profeta Zacarías en su capítulo 3 nos relata una visión del tribunal celestial que tuvo donde vió a El Satán a un lado del Todopoderoso como parte acusadora del sumo sacerdote Josué, y a éste parado escuchando su sentencia.

Así tambien Daniel en el capítulo 7 de su libro también cuenta la visión del tribunal celestial que le fué permitido ver, así nos dice: el tribunal dió inicio a la sesión y los libros fueron abiertos”.

El libro de Revelación nos relata el juicio final o juicio del gran trono blanco, y es el juicio final antes de que los perdidos sean echados al lago de fuego. Los libros que son abiertos (Apocalipsis 20:12) contienen registros de las acciones de todos nosotros, tanto si son buenas como malas, porque YHWH conoce cada cosa que se ha dicho, hecho, o aún pensado y por lógica debe quedar registro de todo como prueba antes de emitir el veredicto final; y Él recompensará o castigará a cada uno, de acuerdo a lo que haya hecho (Salmo 28:4; Salmo 62:12; Romanos 2:6; Apocalipsis 2:23; Apocalipsis 18:6; Apocalipsis 22:12).

La doctrina del Juicio final es un concepto bíblico que no sólo se encuentra en Las Escrituras sino también en los credos cristianos antiguos. El destacado historiador flavio Josefo nos relata como el grupo de los fariseos desde su origen siempre creyeron y enseñaron acerca de la paga a los que viven justamente en la tierra (vida eterna) y al impío que vive a espaldas del Todopoderoso (castigo y destrucción) que más adelante se expandría en el judaísmo del primer siglo e incluso seguiría enseñando el mismo Jesús y su emisarios. De acuerdo con Pablo, el juicio formaba parte del mensaje que él predicaba a ambos pueblos Judíos y gentiles y -a decir verdad- no era incompatible con su enseñanza sobre la Justificación por la fe. Las buenas nuevas del mensaje de redención son que aun cuando el Juicio nos condena, Jesús ha traído una justificación no basada en la ley sino en la fe en él como nuestro sustituto y Salvador. Aunque aún así enfrentamos un Juicio, ahora podemos hacerlo con confianza, sabiendo que seremos exonerados en y a través de los méritos de Jesús.

El Tribunal Celestial actuando

El Creador también hace indagaciones antes de dictar sentencia en contra o a favor de los seres humanos. Vemos esto indicado claramente en Génesis 3:8-18, el primer juicio registrado en la Biblia. Los eruditos ven en Génesis 3:11-20 un “juicio”, un proceso legal, o una escena de juicio. En esta escena Dios actúa como fiscal, investigando el crimen cometido por la primera pareja. La historia “sigue paso a paso el procedimiento de una acción legal:

08-10: Escondimiento y hallazgo

11-13: Interrogación y defensa

14-19: Tres sentencias de castigo

Ya que hemos visto al Eterno como cabeza del tribunal veamos ahora la interacción de los miembros de la Asamblea en el cielo:

Génesis 1:26

y dijo: Hagamos al ser humano
 a nuestra imagen y semejanza.
 Que tenga dominio sobre los peces del mar,
 y sobre las aves del cielo;
sobre los animales domésticos,
 sobre los animales salvajes, y sobre todos los reptiles
 que se arrastran por el suelo.

(aquí el Todopoderoso Rey Creador anuncia la corona de su obra a los miembros de su corte celestial)

Génesis 3:22

 Y dijo: «El ser humano ha llegado a ser como uno de nosotros, pues tiene conocimiento del bien y del mal. No vaya a ser que extienda su mano y también tome del fruto del árbol de la vida, y lo coma y viva para siempre.»

(aquí el Todopoderoso deja ver la naturaleza y multiplicidad de los miembros que lo acompañan, “como uno de nosotros, conociendo el bien y el mal”: dado su capacidad de emitir juicio y deliberar en el cielo siempre se ha conocido el bien y el mal, aparte de que es necesario para analizar todo caso. “y tambien coma y viva para siempre”: en el cielo existen seres espirituales que no mueren como los seres humanos en la tierra)

Génesis 11:7

Será mejor que bajemos a confundir su idioma, para que ya no se entiendan entre ellos mismos.

(“bajemos” o “descendamos”, probablemente esta labor se realizó con varios espíritus como veremos otro ejemplo con Micaías en el libro de Reyes)

Isaías 6:8

Entonces oí la voz del Señor que decía: ¿A quién enviaré? ¿Quién irá por nosotros?

(de nuevo de manera plural y muy clara El Todopoderoso pregunta de entre los miembros a ver quien representará la autoridad celestial en la tierra)

1 Reyes 22:19-23 Micaías prosiguió:

Por lo tanto, oiga usted la palabra del Señor: Vi al Señor sentado en su trono con todo el ejército del cielo alrededor de él, a su derecha y a su izquierda. Y el Señor dijo: “¿Quién seducirá a Acab para que ataque a Ramot de Galaad y vaya a morir allí?” Uno sugería una cosa, y otro sugería otra.  Por último, un espíritu se adelantó, se puso delante del Señor y dijo: “Yo lo seduciré.”  “¿Por qué medios?”, preguntó el Señor. Y aquel espíritu respondió: “Saldré y seré un espíritu mentiroso en la boca de todos sus profetas.” Entonces el Señor ordenó: “Ve y hazlo así, que tendrás éxito en seducirlo.” Así que ahora el Señor ha puesto un espíritu mentiroso en la boca de todos esos profetas de Su Majestad. El Señor ha decretado para usted la calamidad

(la alusión a la autoridad divina es recurrente: “sentado en su trono, ..con todo su ejército a derecha y a izquierda”, la deliberación de los participantes: “uno sugería una cosa y otro sugería otra”, el ofrecimiento de un espíritu de entre los participantes a cumplir la misión: “yo lo seduciré”,  la determinación y sentencia final del soberano Rey: “Entonces el Señor ordenó: “Ve y hazlo así, que tendrás éxito en seducirlo.”)

Personalmente veo muy improbable que éste espíritu mentiroso sea el mismo Espíritu Santo, lea y relea el pasaje….¿se puede ver la multiplicidad de espíritus allí? el texto dice:  “un espíritu se adelantó, se puso delante del Señor y dijo..”, no dice: El Espíritu Santo…,también dice: “Y aquel espíritu respondió…”, siempre que las Escrituras nos hablan del Espíritu Santo es muy específica.

Job 15:8

¿Tienes parte en el consejo de Dios?
    ¿Acaso eres tú el único sabio?

(El Creador le pregunta a Job –quien se cree muy sabio- si el pertenece a su consejo celestial donde es obvio que la sabiduria es ilimitada)

Jeremías 23.18

¿Quién de ellos ha estado en el consejo del Señor?
    ¿Quién ha recibido o escuchado su palabra?
    ¿Quién ha atendido y escuchado su palabra?

(hace notar como se dictan las sentencias)

Jeremías 23 22

Si hubieran estado en mi consejo,
    habrían proclamado mis palabras a mi pueblo;
 lo habrían hecho volver de su mal camino
 y de sus malas acciones.

(dado que en el tribunal celestial se toman las decisiones definitivas, el que participa ahí puede trasmitr a la tierra las palabras finales que han sido decretadas)

Salmos 89:5-7

Los cielos, Señor, celebran tus maravillas,
 y tu fidelidad la asamblea de los santos.

¿Quién en los cielos es comparable al Señor?
    ¿Quién como él entre los seres celestiales?

Dios es muy temido en la asamblea de los santos;

(la grandeza del Creador va muy por encima de todos los seres, incluyendo los de su propia asamblea)

El Todopoderoso es uno, único, soberano y rey supremo, pero en un acto de justicia sin precedentes se hace acompañar de su consejo celestial que por siempre, desde antes que existiera la tierra ha evidenciado la transparencia, exactitud y pulcritud con que son emitidas las sentencias a toda criatura.

¿Estamos andando rectamente?

Paz

sígueme en Twitter @angelsoto

————

imagen tomada de: http://t3.gstatic.com/images?q=tbn:ANd9GcRZ9-8G_do1qXAqLVkwDEP2tSEqc0v5ft9zbTh3k7QbzNXs1Z6KKw

Anuncios

7 comentarios en ““Hagamos…a Nuestra…”

  1. Ángel, leí el post. En realidad no pongo en duda la dinámica que ocurre en la esfera celestial, incluso antes de la creación del hombre. Lo que sí me pone a pensar es el hecho de utilizar la palabra “hagamos” como una invitación según tú a la corte celestial sobre la creación. Son los ángeles co-participes de la creación? O ese “hagamos” está referido al hijo, como co-creador con el Padre?

    • Hola Eivert, gracias por leer y comentar.

      Según entiendo los ángeles no tienen autoridad para decidir, deliberar ni realizar tareas tan significativas como la creación de la tierra y la raza humana. Los ángeles son solo servidores según vemos a través de toda la Escritura, obedecen mandatos específicos y están sujetos a ellos. Cuando hablo del tribunal no me refiero que sean ángeles que acompañen al Todopoderoso, fíjate que utilizo la expresión: “seres espirituales”.

      No podemos pensar que los únicos seres que cohabitan con el Creador en los cielos sean los angeles, tenemos el ejemplo de Micaías en el libro de Reyes donde un “espíritu” se ofrece a ser el espíritu de mentira, también vemos en Apocalipsis 4 los 24 ancianos en sus tronos con sus coronas, al igual que aquellos “4 seres vivientes” llenos de ojos con diferentes formas cada uno.

      Enfatizo en la misma primera parte del post “entonces creó….a imagen creó” (singular).

      Con relación a la creación Juan nos dice (refiriéndose al Hijo): “todo fué creado por medio de el y para el” y añade “nada de lo que existe sin el fué hecho”. Pienso que el Creador decide crear a la raza humana y éste tema es tratado en el consejo, pero a la hora de obrar El Creador obra a través del Mesías.

      Siendo el Mesías “La Palabra” que sale de la boca del Eterno (Hebreos 11:3) es la manifestación que da tangibilidad a las cosas y son creadas. ¿Es el Hijo co-participe entonces? pienso que sí definitivamente!

      Paz!

  2. Esta mu bien este estudio, pero depronto pense que tambien que los ángeles formaron parte de la cración; sin embargo analizando bien, creo que este hagamos se refiere a los espírtus de Dios los cuales sita en apocalipsis 1,sino me equivoco y al Mesias el cual es la palabra ejecutada del Eeterno. Definitivamente nuestro Sumo Bien no estaba solo creando y dando vida con Él estaban estos seres Espirituales in cluido el Verbo. Bendiciones

    • Gracias Dámaris por comentar, aclaro que no afirmo en el artículo que los ángeles formaran parte de la creación. Te sugiero leas la respuesta al comentario de Eivert más arriba.

      Paz!

  3. ok entonces Dios necesita de otras personas para tomar una decision…? estamos humanizando bastante a Dios… 1 er lugar Dios no necesita investigar ni tomar apuntes ni nada, Dios es todopoderoso y todo lo sabe… no necesita de entes espirituales para ayudarlo a tomar su decision de lo contrario no seria un Dios todopoderoso y que todo lo sabe.
    ..

    • Hola Gio,

      En este artículo hemos explicado con bases bíblicas y contextualizado todo en cuanto hemos afirmado, si usted es tan amable por favor fundamente su comentario con el contexto bíblico y estaremos en la mejor disposición de revisarlo.

      Quedamos a la orden.

      Paz!

  4. 1 Cor. 2: 15 En cambio el espiritual juzga todas las cosas; pero él no es juzgado de nadie.
    16 Porque ¿quién conoció la mente del Señor? ¿Quién le instruirá? Mas nosotros tenemos la mente de Cristo.

    creo que no hay que argumentar aqui ni pedir una divina revelacion.. paz!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s