Prácticas NO Bíblicas….el llamado al altar

por angel soto

Si usted es creyente cristiano (principalmente protestante) lo más probable es que haya pasado por un ritual muy común denominado: “El llamado al altar” donde por lo general después del mensaje evangelístico hacen éste llamado, levanta su mano y camina al frente y hacen que
repita una pequeña “oración de fe” y al cabo de unos pocos minutos ha sido declarado “salvo” y Jesucristo ya ha entrado de manera definitiva en su corazón.

Precisamente vamos a estudiar éste tema y veremos que tan bíblico es esa práctica y si ha existido siempre. Ruego que termine de leer todo el artículo y al final podrá sacar sus conclusiones, como siempre digo no será nuestra intención atacar a nadie en específico sino analizar todo en cuanto hacemos si lo estamos haciendo correctamente y de la manera que nos han sido encomendado por las Escrituras.

Quiero que primero veamos dos pasajes de la Escritura, uno de Juan en el Nuevo Testamento y el otro de los huesos secos en el profeta Ezequiel:

 Juan 3:3

Respondió Jesús y le dijo: “De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de nuevo no puede ver el reino de Dios.” (RV60)

Ezequiel 37

1″El poder de Dios vino sobre mí, y su espíritu me llevó a un valle que estaba lleno de huesos. Me hizo recorrer el valle de un lado a otro, y pude ver que allí había muchísimos huesos, y que todos estaban completamente secos.

Entonces Dios me dijo:

—Ezequiel, hombre mortal, ¿crees que estos huesos puedan volver a la vida?

Yo le respondí:

—Dios mío, sólo tú lo sabes.

4-5 Dios me dio entonces esta orden:

—Diles de mi parte a estos huesos que presten atención a este mensaje: “¡Huesos secos, yo voy a soplar en ustedes, para que reciban el aliento de vida y revivan! Voy a ponerles tendones, y a recubrirlos de carne y piel. Voy a darles aliento de vida, para que revivan. Así reconocerán que yo soy el Dios de Israel”.

Yo les dije a los huesos lo que Dios me había ordenado decir. Y mientras hablaba de parte de Dios, escuché un ruido muy fuerte. Eran los huesos, que se estaban juntando los unos con los otros. Pude ver cómo les salían tendones, y les crecía carne y se recubrían de piel. Sin embargo, seguían sin vida.Entonces Dios me dijo:

—Llama al aliento de vida. Dile que yo le ordeno que venga de los cuatro puntos cardinales, y que les dé vida a estos huesos muertos.

10 Yo le repetí al aliento de vida lo que Dios me ordenó decirle, y el aliento de vida entró en los huesos. Entonces los huesos revivieron y se pusieron de pie. ¡Eran tantos que parecían un ejército!” (TLA)

¿Cual es nuestra condición antes de reconciliarnos con nuestro Creador?

Inútiles, desviados, haciendo lo malo (Ro 3:12)

Sin excusas (Ro 1:20)

Envanecidos, con el corazón entenebrecido (Ro 1:21)

Aborrecedores de Dios, injuriosos, soberbios, altivos, inventores de males, (Ro 1:30)

Necios, desleales, sin afecto natural, implacables, etc (Ro 1:31)

Sin dudas no hay un panorama alentador para aquellos que quieren vivir de espaldas a su Creador y prefieren vivir sus propios caminos los cuales al final los llevará por un camino de muerte según nos dice la Escritura en Proverbios 14:12. Tal como vimos en el pasaje de Ezequiel nos encontramos en una situación de muerte espiritual que ningún hombre ni aún nosotros mismos podemos salir de ella, sólo por la gracia divina y la obra sobrenatural del Espíritu de Santidad podemos ser seres regenerados.

Así como Ezequiel vió huesos secos así estamos todos antes de nuestra conversión..¡muertos! tanto es así que el Creador le pregunta: ¿vivirán éstos huesos? Ezequiel no lo sabe, igual que nosotros no lo sabemos cuando estamos compartiendo el mensaje con alguien que no ha experimentado el nuevo nacimiento…entonces ¿que se debe hacer en ese caso si queremos que la persona reciba la vida eterna? ¿ingeniarnosla? ¿ver que podría funcionar para que reciba y acepte el mensaje? ¿implementar métodos de mercadotecnia secular? ¿manipular sus emociones y sentimientos? la respuesta es obviamente no.

Veamos que nos dice la Escritura:

...”Voy a hacer que entre en ustedes aliento de vida para que tengan vida […] ¡Entonces sabrán que yo soy el SEÑOR!.” (Ez 37:5-6 PDT)

Esto es una obra exclusiva del nuestro Padre Celestial, por eso Ezequiel dice: “Así que profeticé como se me ordenó. El espíritu llegó a ellos y empezaron a vivir… (Ez 37:10 PDT)

Esa es la actitud que debemos tener cuando compartimos el mensaje de redención con alguien, sólo nos toca hablarles, explicarles su condición y el Eterno hará el resto a través de Su Espíritu si así Él lo considera. (El Apóstol Pablo nos confirma en la epístola a los corintios:  “Yo planté, Apolos regó; pero el crecimiento lo ha dado Dios. Así que ni el que planta es algo, ni el que riega, sino Dios, que da el crecimiento.” 1 Cor 3:6-9 RV60).

En Efesios 2:1 Pablo nos dice: “Y él os dio vida a vosotros, cuando estabais muertos en vuestros delitos y pecados” (RV60)

Como pueden ver la Escritura nos muestra reiterativamente el concepto de muerte espiritual y nuevo nacimiento.

La pregunta es: ¿Las Escrituras justifican este llamado?

No existe absolutamente ni un sólo texto donde se enseñe o se muestre esta práctica ni en el documento conocido como Antiguo Testamento ni mucho menos en el llamado Nuevo Testamento. Nunca se practicó en los tiempos del Nuevo Testamento, cuando Jesús inicia su ministerio Marcos nos relata de que manera comenzó a entregar el mensaje:

“Se ha cumplido el tiempo —decía—. El reino de Dios está cerca. ¡Arrepiéntanse y crean las buenas nuevas!” (1:15 NVI)

En todos los relatos bíblicos de las enseñanzas del maestro – que fueron muchas- por alrededor de tres años no vemos ningún llamado a ninguna persona ni a ningún grupo para orar por ellos para recibir salvación, ni siquiera sus discípulos que consideramos que fueron redimidos (excepto el hijo de perdición) se les vé siendo guiados en oración para tales fines, el mismo Marcos nos cuenta más adelante como Jesús los fué llamando y lo que hacían:

Al momento dejaron las redes y lo siguieron”  (1:18 NVI)

Probablemente no fueron salvos al instante, pero su confianza en el Mesías y su andar diario fueron evidenciando su cambio de conducta y frutos de que eran personas arrepentidas y perseveraban en el conocimiento de la fe. Los evangelios nos cuentan cuantas personas recibieron el mensaje de salvación de  los mismos labios de Jesús y la mayoría de la gente del pueblo creía en sus enseñanzas pero como ya hemos dicho en otras ocasiones no hay un relato que se aprecie, se enseñe o se nos instruya a llamar hacia el altar o guiar a un arrepentido en oración para que sea recibido en el reino los cielos y su nombre sea escrito en el libro de la vida, éstos simplemente se encomendaban al poder del Espíritu Santo, en Hechos 2 se nos relata como Pedro predica en Pentecostés y cómo reciben el Espíritu Santo y después de un breve mensaje se añaden tres mil personas…Pedro no llama a nadie ni sugiere repetir una oración para salvarse ni tomar ninguna “desición”, vemos que el Espíritu Santo hace Su obra sin que ninguno de los hermanos pretendan ayudar a convertir a otros. ¿Cómo sabemos que creyeron y que el Espíritu los convenció?, note:

“Cuando oyeron esto, todos se sintieron profundamente conmovidos y les dijeron a Pedro y a los otros apóstoles:

Hermanos, ¿qué debemos hacer?

 —*Arrepiéntase y bautícese cada uno de ustedes en el nombre de Jesucristo…” (Hch 2:37-38 NVI)

Como vemos las personas eran conmovidas exclusivamente por el poder de la Palabra y el Espíritu. Ni un sólo discípulo es guiado por una oración o llamado al altar. Ya Juan nos lo había dicho:

Juan 16:8 “Y cuando él venga (el Espíritu Santo), convencerá al mundo de pecado, de justicia y de juicio”. (RV60)

Así también en Hechos 4 se nos relata como después de una predicación de Pedro cinco mil creen en el mensaje de redención, sin música bonita, llamados u oraciones…sólo el mensaje. Y es que siempre fué así, el Eterno es quien añade gente a Su iglesia, no nosotros:

Hechos 2:47 …“Y el Señor añadía cada día a la iglesia los que habían de ser salvos”. (RV60)

Así también lo hizo con Lidia, vea Hechos 16:14 “Entonces una mujer llamada Lidia, [….], estaba oyendo; y el Señor abrió el corazón de ella para que estuviese atenta a lo que Pablo decía”. (RV60)

En el momento que comenzamos a añadir elementos nuevos y diferentes a lo expresado bíblicamente (algunos de ellos elementos psicológicos) es peligroso, pues estamos diciendo que el Creador de los cielos y la tierra, aquel que es inescrutable e infinito necesita cierta ayuda pues su poder no es suficiente…¡tengamos cuidado hermanos!

¿Entonces si ese método no es bíblico…cuando comenzó esta práctica?

Comenzó en la década de los 1,820 por el Sr. Charles G. Finney en los Estados Unidos, éste era un predicador y el más grande líder restauracionista cristiano de la época, él sostenía “que la salvación se basa en la voluntad humana de arrepentirse y no es impuesta por Dios sobre las personas en contra de la voluntad de ellas”

Si bien es cierto que el hombre toma una decisión de abandonar sus malos caminos y seguir al Todopoderoso no podemos cargar en sólo una decisión humana un acto como la regeneración…Convirtiendo tantas personas a su manera no negamos el impacto social que causó en sus tiempos en los Estados Unidos, y la herencia dejada que ha venido extraviándose desde entonces…sin embargo tenemos exitosos predicadores como el calvinista W. H. Nettleton o Martin Lloyd Jones los cuales nunca hicieron un llamado al altar.

Amados, la invitación es el mensaje y el Espíritu lo aplica y convence, no nosotros.

Hay que destacar que existe un riesgo en llamar a una persona al altar sin que ésta se encuentre totalmente  preparada y/o convencida…peor aún hay quienes las obligan tomar ésta “desición”, los hombres no podemos declarar a una persona “salva” sólo porque ha pasado por nuestros propios métodos humanos que ya hemos visto no son bíblicos, si alguien me obliga a tomar una decisión no será algo que nació de mis entrañas por lo tanto es algo que no he sentido.

Algunos confian en lo sincero en su corazón que fueron cuando hicieron esta oración…¿pero que nos dice el Creador a través de Jeremias?

Jeremías 17:9 Engañoso es el corazón más que todas las cosas, y perverso; ¿quién lo conocerá?” (RV60)

Entonces lo peligroso de ésto es que muchas personas (probablemente de manera no consciente) han puesto su confianza en la sinceridad que ellos mismos sintieron cuando oraron en lugar de ponerla de manera total en nuestro Salvador.

¿Como sabemos entonces que una persona ha creído, ha sido salvado y ha nacido de nuevo si no hacemos el llamado?

por sus frutos.

Mateo 7:16 Por sus frutos los conocerán. ¿Acaso se recogen uvas de los espinos, o higos de los cardos?” (NVI)

Lea también Juan 15

“Todo pámpano que en mí no lleva fruto, lo quitará; y todo aquel que lleva fruto, lo limpiará, para que lleve más fruto. […] Como el pámpano no puede llevar fruto por sí mismo, si no permanece en la vid, así tampoco vosotros, si no permanecéis en mí. […] el que permanece en mí, y yo en él, éste lleva mucho fruto; porque separados de mí nada podéis hacer”. (RV60)

Así también Santiago añade:

Santiago 3:11 “¿Puede acaso brotar de una misma fuente agua dulce y agua salada?” (NVI)

Aquel que se ha arrepentido de verdad ha nacido de nuevo y dará evidencia que tiene una nueva naturaleza en él queriendo hacer lo bueno, desechando lo malo y agradando al Padre.

¿Cuales textos son utilizados para basar la creencia del llamado y la oración de fe?

Especificamente para el llamado al altar  no conocemos, pero para la oración de fe uno de los textos utilizados es Romanos 10:9-10, analicemos:

Ro 10:9 “que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo. 10Porque con el corazón se cree para justicia, pero con la boca se confiesa para salvación”. (RV60)

La confesión es el primer paso del arrepentimiento. Por tanto “confesar que Jesus es El Mesias” prometido por medio de Moises y los profetas, significa estar dispuestos a abandonar todos nuestros caminos equivocados y volvernos al señorio del Eterno que ha sido dado a Su Mesias. Esta intención de abandono de nuestros malos caminos y regreso a Dios es el corazón y esencia misma del arrepentimiento. Es una alusión evidente a cuando en los tiempos del templo y delante del sacerdote el transgresor con sus manos puestas sobre el cordero confesaba pública y audiblemente sus pecados de manera audible ante el pueblo.

Se estima que la epístola a los conversos en Roma fué escrita por el apóstol Pablo cerca del año 56-58 de la era común, tiempo para el cual el imperio romano había conquistado prácticamente todos los territorios del mediterráneo, siendo el propósito de alentar a los creyentes de Roma y proclamar la gloria del Señor Jesús en todo lugar, afirmándoles su fe para que entiendan que ellos también son “amados de Dios y llamados a ser santos”.

En esa época (y más en Roma que era la cuna del imperio) todo ser viviente debía confesar y reconocer al “Cesar como Señor” y además de honrarlo y postrarse ante él, si éste era trasladado por algún lugar toda persona debía inclinarse a su paso como señal de ofrecimiento de honores reales, ahora imagine el choque psicológico y social cuando Pablo enseña a todo creyente que el único Señor y Rey que existe sobre la tierra es Jesús el Mesías…Para que públicamente ud. rechace postrarte delante del Cesar y decir que Jesús era el Señor debía tener una convicción tan fuerte en su interior que debía ser algo sobrenatural teniendo en cuenta que la mayoría de personas pagaba esta confesión con su propia vida, no estimar preciosa su vida al punto de no importarle perderla revelaba la esperanza en la resurrección que Jesús había prometido a todo que creyere en él.

Eso es creer de corazón y confesar, muy diferente a lo que se enseña hoy día entorno al citado texto.

Estos soldados romanos andaban con sus lanzas y cuando veían a una persona sospechosa le obligaban a confesar al Cesar como señor, si usted era un verdadero creyente confesaba que el único Señor era Jesús y lo más probable (aunque no siempre) era traspasado por la lanza del soldado y moría públicamente, acción que afirmaba a los otros conversos y revelaba aquellos que no tenían verdadera convicción de fe.

¿Se entiende ésto ahora? una cosa es yo estar tan convencido que quiero hablarlo al mundo (y hasta morir si fuere necesario) y otra es que me llamen al altar en contra de mi voluntad porque probablemente no estoy seguro, hay una diferencia grande. Una cosa es yo confesar públicamente que he creido debido a lo que ha pasado dentro de mi y otra es que casi me obliguen a “repetir” una oración que un tercero recita de memoria.

Entonces estos son cosas diferentes, por eso es que hoy día según estadisticas el 60% de éstos convertidos “a vapor” nunca asisten a la iglesia. Nunca tuvieron convicción ni fueron convertidos por el Espíritu.

Recuerdo que en una ocasión mi cuñado me dijo: “Si en nuestra congregación el departamento de seguimiento trabajara más hubieran más personas en la congregación” …¡le contesté que no! eso no depende de que te llamen y den seguimiento, si has nacido de nuevo nadie te tiene que decir que cambies de vida y asistas a la congregación y crezcas en santidad y justicia, ese deseo te inquietará y buscarás la forma de hacerlo, cuando es genuino es así.

Entonces yo pregunto: ¿si alguien se ha arrepentido en su interior pero no obedece a este llamado al altar de manera publica no es salvo? ¿cómo usted sabe que el Espiritu no trabajó alli? ya hemos visto en la Escritura muchos ejemplos, y que del que no se arrepintió realmente pero fue y obedeció al llamado y repitió dicha oración delante de los hermanos ¿este se salvó por eso? se da cuenta como no podemos declarar a la ligera que una persona recibió o no recibió segun nosotros ni forzar a realizar ciertos procedimientos que muchas veces son mandamientos de hombres, esto no es una cuestión de ser vistos por los demás sino de lo que haya ocurrido dentro de nosotros sea genuino, los frutos lo confirmaran y problablemente llegue la ocasión en que esta persona quiera confesarlo públicamente pero es muy diferente a ser forzado a hacerlo.

Otro de los textos que se utiliza es Romanos 10:13

“porque todo aquel que invocare el nombre del Señor, será salvo”. (RV60)

Ahora quiero que pongan atención aquí porque éste texto se entiende como que invocar al Señor Jesús te salvará y absolutamente esto es falso, fíjense que éste texto es una cita del profeta Joel que Pablo utiliza aquí, vamos a Joel 2:32

“Y todo aquel que invocare el nombre de YHWH (Jehová en pobres traducciones) será salvo;”

¿Que pasó aquí?, fruto de malas traducciones bíblicas donde se ha sustituido el nombre sagrado por “EL SEÑOR” para referirse al Padre se ha confundido quien es el Padre y quien es el Hijo puesto que a ambos se le conoce como “El Señor” y tenemos que hacer ésta diferencia.

Es decir que no somos salvos por clamar a Jesús, sino clamar o invocar al Padre en el nombre (o por los méritos) de Jesús (creyendo en el como El Mesías prometido) lo cual no es lo mismo. (más adelante trataremos el tema de a quíen pedirle en oración: al Padre o al Hijo)

Entonces no tener estos detalles claros hace que erremos interpretando las Escrituras y obviamente la aplicaremos erróneamente en nuestra vida de fe diaria.

Joel nos dice que seremos salvos si invocamos al Padre, pero ¿que es invocar?

Segun The Free Dictionary: Apelar a un poder superior, especialmente a una divinidad o espíritu, como ayuda o defensa en una mala situación.

¿Si usted clama al Padre (como vimos en Joel) será salvo? claro que sí, porque como bien nos dirá el mismo Pablo la salvación es por fe, el detalle es que debió arrepentirse de corazón primeramente reconociendo su condición e imposibilidad de  salvarse a si mismo.

“Si atraemos gente utilizando métodos carnales, tendremos que utilizar médotos carnales para mantenerlos dentro de la congregación”.

Ahora bien…

Si usted es de los que ha conocido a Jesús con éstos métodos yo no soy quien para dudar de su conversión, le comento que aún en la debilidad del hombre el Eterno se glorifica, es decir que a pesar de lo errado que pudo haber sido la forma El nos salva, si usted creyó, fue regenerado por el Espíritu y experimentó el nuevo nacimiento es de la familia celestial y esto es una experiencia única en la vida, no es cosa de congregaciones o lugares.

Pero hay que hacer énfasis que al nuevo nacimiento le precede un verdadero arrepentimiento y convicción real de pecado.

Ezequiel 36:24-27 (note cuantas veces el Creador utiliza la palabra “yo”)

Yo los libraré de todas esas naciones; los reuniré y los llevaré a su tierra. Ustedes adoraron ídolos malolientes, pero yo me olvidaré de sus maldades; las limpiaré como quien limpia un trapo sucio. Yo les daré nueva vida. Haré que cambien su manera de pensar. Entonces dejarán de ser tercos y testarudos, pues yo haré que sean leales y obedientes. Pondré mi espíritu en ustedes, y así haré que obedezcan todos mis mandamientos”. (TLA)

La salvación nunca será una obra puramente humana.

Reciban la Paz Verdadera.
sígueme en Twitter @angelsoto
————-
imagen llamado al altar tomada de: http://t1.gstatic.com/images?q=tbn:ANd9GcR2BADVw9wjCNqdXcMyfPMDApN3TYpZMm_UvRvRhrNYBjEd_KRC
imagen ministración tomada de: http://t2.gstatic.com/images?q=tbn:ANd9GcRro3WBgV6LTvLBtEg-IiXsvwroW2iYdhm6k7xhCqMWK1R1ZIgTCg
Anuncios

20 comentarios en “Prácticas NO Bíblicas….el llamado al altar

    • Siervo inútil (es un concepto muy personal que tengo con relación a nuestro servicio con nuestro Mesías, y es que considero que no hacemos todo lo que nos es requerido hacer, mucho menos poder decir que cumplimos 100% con nuestros deberes como creyentes en Él…aquí hay una explicación que creo ilustra lo que quiero decir:)

      “La parábola del siervo inútil”
      (Lucas 17:7-10).

      Introducción:
      1. Jesús usó en varias ocasiones en sus parábolas la relación del Señor y el siervo, para enseñar a sus discípulos principios importantes concerniente el servicio de ellos a Dios. Lo hizo…
      a. Al ilustrar la importancia del perdón, en la parábola de los dos deudores; Mat. 18:21-35.
      b. Condenando el espíritu mercenario de los labradores malvados; Mateo 20:1-16.
      c. Al enfatizar la necesidad de un servicio fiel y productivo con los talentos; Mateo 25:14-30.
      2. Una vez más usa la relación del Señor y sus siervos, para motivar a sus discípulos…
      a. Él les enseñó la parábola del siervo inútil; Lucas 17:7-10.
      b. En esta parábola él demuestra la importante actitud que debe ser hallada en sus discípulos.

      [Al entrar en el estudio de esta parábola, sería algo bueno preguntarnos a nosotros mismos ¿cuál debe ser nuestra actitud del servicio que ofrecemos a Dios? Con esto en mente, vamos a primeramente a considerar…]

      1. La parábola en sí misma.

      A. Esta parábola fue enseñada concerniente lo que implica el trabajo del Señor…
      1. Envuelve, no solamente el difícil trabajo en el campo, arar y apacentar ganado; Luc. 17:7.
      2. Si no también de otras responsabilidades, al llegar a la casa servir a su amo; Lucas 17:8.
      3. No implica que él no puede descansar, si no que como servidor les esperan más deberes.
      4. Y que por cumplirlos, nuestro Dios no tiene que darnos las gracias por ese servicio.

      B. Notemos los detalles de la parábola…
      1. Jesús reta a sus discípulos cómo actuarían ellos hacia un sirviente; Lucas 17:7-9.
      a. Él les preguntó; “¿Quién de vosotros, teniendo un siervo que ara o apacienta ganado, al volver él del campo, luego le dice: Pasa, siéntate a la mesa?”
      b. Al contrario, cómo señores; “¿No le dice más bien: Prepárame la cena, cíñete, y sírveme hasta que haya comido y bebido, y después de esto, come y bebe tú?”
      c. Y agrega preguntándoles sí alguno de ellos; “¿Acaso da gracias al siervo porque hizo lo que se le había mandado? Pienso que no”. Porque Dios no nos debe nada.
      2. Jesús quería que ellos mismos se vieran concerniente a, qué harían ellos como sirvientes.
      a. En cómo estaban ellos haciendo, con lo que se les había mandado, deberían de verse y decirse; “Así también vosotros, cuando hayáis hecho todo lo que os ha sido ordenado, decid: Siervos inútiles somos…. ” Lucas 17:10.
      b. Al hacer todo lo que se les había ordenado, ellos habían hecho simplemente su deber como siervos, y no hicieron nada digno de mérito; “Pues lo que debíamos hacer, hicimos.”

      C. El significado de la parábola…
      1. Jesús está describiendo la lógica expectación del Señor, para enfatizar su propósito.
      a. Él describió anteriormente lo que él haría como Señor; Lucas 12:35-37; “Estén ceñidos vuestros lomos, y vuestras lámparas encendidas; y vosotros sed semejantes a hombres que aguardan a que su señor regrese de las bodas, para que cuando llegue y llame, le abran enseguida. Bienaventurados aquellos siervos a los cuales su señor, cuando venga, halle velando; de cierto os digo que se ceñirá, y hará que se sienten a la mesa, y vendrá a servirles”. Será un gozo ser recibidos en ese lugar que Cristo preparó para nosotros.
      b. Nosotros somos comparados como sirvientes de nuestro amo, los cristianos no tenemos poder, o derecho para limitar el servicio que le debemos a Dios.
      c. Nuestra fe requiere de humildad, paciencia y confianza para poder sobrellevar el duro día de trabajo y entrar en nuestro reposo. Él Señor nos dejará entrar en su reposo, pero cuando se llegue el tiempo y nuestro trabajo por él aquí haya terminado.
      2. Esta parábola ilustra la actitud apropiada del siervo, nuestra actitud.
      a. Que no tenemos el derecho de pensar en nosotros mismos, sino en Dios, en lo que él es, en todo lo que ha hecho por nosotros y todo lo que le debemos.
      b. Que cuando hayamos hecho todo lo que nos ha mandado, aunque haya sido el trabajo más duro y el sacrificio más costoso, será una pequeñez comparado con todo lo que le debemos.
      c. Simplemente hicimos lo que deberíamos de haber hecho, nuestro deber como siervos, y debemos de estar listos a reconocer y exclamar que; “Siervos inútiles somos”.
      d. El cristiano pertenece a Dios, por eso él tiene el derecho a todo el servicio que nosotros podamos darle, y lo que vayamos a recibir, será por la gracia de Dios, no por nuestros méritos.

      [El propósito de esta parábola es con el fin de enfatizar la actitud que debemos de tener nosotros concerniente nuestro servicio a Dios. Siendo que fuimos comprados por precio; 1 Cor. 6:20, somos en verdad servidores de Dios, le pertenecemos a él y debemos de tener la actitud correcta. Con esto en mente, meditemos en los siguientes pensamientos relacionados con…]

      2. La aplicación de la parábola nos quita.

      A. La idea de que uno se gana la salvación.
      1. Guardar los mandamientos de Dios es muy importante, pero eso no es un mérito para ganarnos
      la salvación.
      a. Tito 3:4-5; “Cuando se manifestó la bondad de Dios nuestro Salvador, y su amor para con los hombres, nos salvó, no por obras de justicia que nosotros hubiéramos hecho, sino por su misericordia, por el lavamiento de la regeneración y la renovación en él E. S.”
      b. Efe. 2:4-9; “Dios, que es rico en misericordia, por su gran amor con que nos amó, aun estando nosotros muertos en pecados, nos dio vida juntamente con Cristo (por gracia sois salvos), y juntamente con él nos resucitó, y nos hizo sentar en los lugares celestiales con Cristo Jesús, para mostrar en los siglos venideros las abundantes riquezas de su gracia en su bondad para con nosotros en Cristo Jesús. Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; no por obras, para que nadie….”
      2. Después de todo lo que uno haga, todavía somos unos “siervos inútiles”.
      3. La recompensa que uno vaya a recibir, es por gracia y no por obligación de Dios.

      B. Enfatiza la necesidad de la obediencia…
      1. Mientras no podemos hacer méritos, o nuestra recompensa, la obediencia es esencial.
      a. Porque hemos hecho, “todo lo que os ha sido ordenado” Lucas 17:10.
      b. Lo que importa es; “guardar los mandamientos de Dios.” 1 Cor. 7:19.
      c. “El que dice: Yo le conozco, y no guarda sus mandamientos, él tal es mentiroso, y la verdad no está en él.” 1 Jn. 2:4.
      2. La obediencia que Dios desea debe tener las siguientes características.
      a. Debe ser espiritual, guardar todos sus mandamientos, cumplir todos los deberes.
      b. Debe de ser fiel, constante, como el siervo que sirvió en el campo y en la casa.
      c. Dios nos ha dado la habilidad para cumplir con esos deberes, sin murmuraciones.
      d. Jesús enseña que sí uno obedece a Dios por que lo ama, y cumple con su deber, él está siendo simplemente un siervo fiel, y no debe de esperar que Dios le de las gracias.

      Conclusión:
      1. Esta parábola nos recuerda la necesidad de la obediencia, al igual que otros versículos.
      a. “No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos.” Mateo 7:21.
      b. “Enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén.” Mateo 28:20.
      c. “Y habiendo sido perfeccionado, vino a ser autor de eterna salvación para todos los que le obedecen.” Hebreos 5:9.
      d. Cuando Cristo venga otra vez, los que no obedecieron serán castigados eternamente.
      1) “Y a vosotros que sois atribulados, daros reposo con nosotros, cuando se manifieste el Señor Jesús desde el cielo con los ángeles de su poder, en llama de fuego, para dar retribución a los que no conocieron a Dios, ni obedecen al evangelio de nuestro Señor Jesucristo; los cuales sufrirán pena de eterna perdición, excluidos de la presencia del Señor y de la gloria de su poder”. 2 Tes. 1:7-9.
      2) “Si primero comienza el juicio por nosotros, ¿cuál será el fin de aquellos que no obedecen al evangelio de Dios?” 1 Ped. 4:17.
      2. También nos recuerda que no importa que tanto hagamos por Dios.
      a. Aún así todavía “siervos inútiles somos”.
      b. Porque para comenzar, “hicimos lo que debíamos de haber hecho”.
      3. Por lo tanto, cualquier recompensa que uno reciba, será por gracia y no por nuestros méritos. Y que hermoso será oír al Señor decir en aquel día; “Bien, buen siervo y fiel; sobre poco has sido fiel, sobre mucho te pondré; entra en el gozo de tu señor.” Mateo 25:21.

  1. humm, muy interesante esto puesto que a la verad que algunos lugares si que lo hacen asi como esta expuesto aqui. ya que tambien me duele oir a aquellos que se dicen llamarse ser sacerdotes [pastores] [ predicadores] y mas bueno lo que me duele de este estos mencionados esque hay algunos que ni siquiera tienen o sienten el hacer oracion antes de dormir ya que me imagino que ni siquiera saben lo que es la santidad. pero con todo este algarabio he oido en la radio un sin fin de reconciliasiones que hacen atravez de la radio y solo para que les digan unas cuantas palabritas y ya dicen que estan otra vez nuevos. y mas no les ensenan el verdadero arrepentimiento. entonces llego a la conclusion de que en algunos lugares leen las biblias del gusto al cliente ya que muchas de estas nuevas versiones modernas estan adulteradas y pervertidas por el hombre ya que satanas los insta a hacer nuevas verciones de biblia con nueva traducion para que el cliente la entienda y lea mejor he aqui como la nueva vercion internacional de la cual esta super corrupta y adulterada entre otras muchas. y usted puede ver mas informacion de este tema de las biblias y otros temas como de los lobos rapaces en www,jesus-is-savior.com y si este mensaje te fue de edificasion y quieres saber mas no vaciles en ti mismo y escribeme a cleanex2004@yahoo.com y con gusto y respeto te doy una esplicacion mas con detalle. bueno amado pueblo de dios les bendigo en el nombre del senor jesus. y que la honra y gloria sea para el senor de senores y rey de reyes jesuscristo santo amen amen y amennnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnn

  2. Yo tampoco estoy de acuerdo con esa práctica. Sin embargo, ¿Por algo se debe empezar, no? Jejeje.

    No somos perfectos. Gracias a Dios, cada vez conozco a más hombres y mujeres de Dios que no están de acuerdo con esa práctica, y Dios les está usando para traer un cambio en esa practica dentro de la iglesia. 🙂

    Gracias por compartir este post. Awesome.

  3. Tampoco creo que acudir al altar en base a la oración de otro obre en las personas salvación, si no hay una convicción real de pecado y una fe real en la expiación hecha por Jesucristo, dudo mucho que esas personas aunque sinceras sean en verdad nacidos de nuevo, no por mal suyo, si no por aquellos que irresponsablemente les hacen creer tal cosa. Cuando hay un verdadero arrepentimiento y fe, las palabras sobran, porque por sus frutos los conocereis. y si algo pudieramos decir sería: “se propicio a mí que soy pecador” y “acuerdate de mi cuando vengas en tu reino”.

  4. Ángel, desde hace un buen tiempo vengo meditando sobre lo que no podría ocurrir en un llamado al altar. Obviamente, dentro de la iglesia donde asisto, cuando proclamamos el evangelio, al final decimos que Cristo está dispuesto a perdonar sus pecados, y que si el mensaje tocó el corazón de la persona, estamos dispuesto a orar por ella. Yo vengo predicando en mi iglesia sobre el peligro de declarar a una persona salva por el hecho de repetir una oración. Yo hago énfasis en que la salvación es una obra de gracia que penetra en los corazones de las personas y los lleva al arrepentimiento y a la exaltación de Cristo, y que eso puede o no puede pasar en un llamado al altar. Por ejemplo, nosotros hemos visto que a través de una reflexión, personas que llegan por primera vez se entregan con pasión, y sus vidas cambias, pues, con el tiempo vemos sus frutos (por sus frutos los conoceréis), pero al mismo tiempo, vemos mucha gente que repitió una oración, y siguen siendo la misma persona y nada cambió. Creo que Finney no hacía lo que muchos hacen hoy, es decir,un llamado al altar sin propósito y ritualista. Finney invitaba a las personas no a repetir una oración, sino a hablarles sobre lo que conlleva una entrega total a Cristo. Él esperaba que todos se fueran y se quedaba con aquellas personas que habían sido tocadas a través de la predicación para contarles sobre el evangelio, Creo que el problema no radica en decirles a las personas que Cristo salva en un llamado al altar, el problema es creer que por una oración ellos serán salvos. Eso origina MUCHAS PERSONAS NO NACIDAS DE NUEVO en la iglesia.

    Bendiciones.

    • amen, debemos estar conscientes de lo que implica declarar salva o perdida a una persona simplemente porque no se sometió a nuestro “sistema”. como bien has apuntado:

      “por sus frutos los conoceréis”.

      Paz!

  5. Entonces Jesus no era biblico? porque el fue uno de los muchos que hicieron esto, utilizando el versiculo de mateo 1:17 podemos encontrar dicho llamado, pero al parecer solo pusieron el verso 18, porque claro esta… el ser humano siempre vive en la complejidad sin entender que Cristo trajo el evangelio mas sencillo y mas poderoso del mundo… porque la sabiduria esta en la sencillez no en la complejidad… asi que mateo 1 :17 dice: “Y les dijo Jesús: Venid en pos de mí, y haré que seáis pescadores de hombres.”

    La palabra Venid quiere decir: venir v. intr.
    1 Ir o desplazarse hacia el lugar donde está el que habla…

    http://es.thefreedictionary.com/venid

    Ir al altar representa seguir a Cristo, ahora bien muchos lo hacen por religiosidad pero hay un gran numero que lo hace de corazon. Y porque ir al altar representa seguir a Cristo? porque fue en un altar espiritual que el se sacrifico por todos nosotros.

    • Hola Gio, el más bíblico fué Jesús…de hecho Jesús nunca hizo este ritual que estamos tocando aquí.

      .No entiendo la alusión a Mateo 1:17-18, ese texto no lo hemos citado.
      .Concuerdo conque Jesús trajo el mensaje sencillo y poderoso.
      .EL concepto de “Venid en pos de mí, y haré que seáis pescadores de hombres” para nada tiene que ver con el ritual contemporáneo de “pasar al frente” en una de nuestras congregaciones. El ir al Mesías comprende el abandonar tu vida pecaminosa y seguirle a el, no un momentito delante de la gente, es un concepto más profundo de abandonar tus propios anhelos, proyectos y caminos y sólo guiarte por las enseñanzas del Maestro que significaba andar con el por el resto de tu vida tal y como literalmente lo hicieron sus discípulos, como ves es una idea totalmente diferente a lo que se enseña hoy día.

      La situación radica (como bien se explica en el post) en querer validar la salvación de una persona en un rito que incluye repetir una oración aprendida de un tercero y más si no hubo convicción de pecado, justicia y juicio por parte del Espíritu de Santidad.

      De nada te sirve pasar al “altar” si cuando sales de allí continuas con tu estilo de vida pecaminosa.

      Paz!

  6. hola! pues soy nueva en el evangelio y analizando este escrito con citas biblicas de pasar al altar repetir la oracion aye que cosas yo avese me preguntaba en mi que si eso de pasar a las personas es bienm hevcho o no, y mirad que consigo en inter una brebe explicacion… bueno yo al convertirme pase al altar, y acepte a cristo y veo que en mi he cambiado cosas como malas palabras, mal genio, malos pensamientos etc. todo esto si que lo hace el espiritu santo… bueno al caso va es que si Dios me usa no quisiera ser asi de pasar a la gente al altar porque hay algunos que no les gusta lo hacen obligados y si no vuelven a las iglesias lo he observado y que mas testimonio de mi hermano de sangre que hoy dia esta en el mundo y no cree en cristo el ha asistido a algunos cultos y dise que no le gusta esto. sera por esto que no llega al señor o no es su momento bueno que Dos trate en el y no se pierda su alma… le he habaldo del señor mas no lo presiono…

  7. Tienes razon angel pero entiende, no todo el que vaya a Jesus sera cambiado, muchos siguieron a Jesus por interes y hoy dia no siguen con el, el altar es representacion de Cristo, Cristo hizo varias veces el llamado no de ir al altar sino de seguirlo a el en imagen al altar, pero asi como muchos van al altar y siguen igual, muchos dicen ir a Cristo y continuan igual, es cuestion de sincerdiad no de una practica, que me dices de mi? yo acepte a Cristo en un altar y para su Gloria no me arrepiento de haber tomado esta decision hace un tiempito atras..

    • Bueno, parece que tienes que leer nuevamente el post completo hasta el final, pues nos estamos ahogando en un vasito de agua.

      ¡Sé bendecido!

  8. saludos hermano 100% de acuerdo, esa practica del llamado al altar y la oracion de fe es una moda reciente y que engaña a la gente. la gente solo se convierte a cristo cuando es expuesta al evangelio y toma conciencia de sus pecados y se arrepiente (siente dolor literalmente) y no con una oracion guiada que no produce nada en el corazón del hombre. es mas muchas veces te ofrecen un evangelio de prosperidad, exito y bendiciones y luego dicen quien quiere recibir a cristo?? y claro ante semejante oferta quien va a decir que no?? pero la gente sale igual que como entró o peor, porque la gente sigue pecando bajo una cobertura de “libertad en cristo”.

  9. Ángel totalmente de acuerdo con lo que comentas, por los frutos se verán si verdaderamente seguimos a Dios, no es tan solo el llamado hacia el pulpito o altar, creo que si vemos que Jesús anduvo con 12 hombres, pero uno no tenía esa conversión verdadera, y este hombre vio, escuchó, caminó pero nunca pudo entender el mensaje, se dan cuenta cuan difícil es? creo que hay mucho que comentar con lo de Judas…Y sobre el seguimiento, cuando hay un entendimiento creo que no necesitamos que nos sigan, al contrario nosotros seguiremos en la búsqueda!! en el trabajo secular que tenemos, los jefes no nos llaman todos los días para decirnos a que hora tenemos que llegar y que tenemos que trabajar, nooo! eso lo entendemos bien, y estamos cumpliendo siempre en el trabajo, nadie nos da seguimiento. Gracias Ángel, por tu comentario, bendiciones!

  10. Es verdad que algunos predicadores usan métodos humanos para llevar a las personas a:
    – Humillarse delante de una congregación.
    – Comprometerse forzosamente ante Dios.
    – Elevar oraciones que no son propias.

    Pero quiero usar sus propias palabras y algunas citas bíblicas en defensa de predicadores que son usados por Dios para renovar pactos y restaurar a muchos hijos de Dios:
    “Esta intención de abandono de nuestros malos caminos y regreso a Dios es el corazón y esencia misma del arrepentimiento. Es una alusión evidente a cuando en los tiempos del templo y delante del sacerdote el transgresor con sus manos puestas sobre el cordero confesaba pública y audiblemente sus pecados de manera audible ante el pueblo.”

    “Estos soldados romanos andaban con sus lanzas y cuando veían a una persona sospechosa le obligaban a confesar al Cesar como señor, si usted era un verdadero creyente confesaba que el único Señor era Jesús y lo más probable (aunque no siempre) era traspasado por la lanza del soldado y moría públicamente, acción que afirmaba a los otros conversos y revelaba aquellos que no tenían verdadera convicción de fe.”

    Salmos 138:6 “Porque Jehová es excelso, y atiende al humilde, Mas al altivo mira de lejos”

    Salmos 99:5 “Exaltad a Jehová nuestro Dios,
    Y postraos ante el estrado de sus pies;
    El es santo.”

    Efesios 1:22-23 “…y [Dios Padre] sometió todas las cosas bajo sus pies [los pies de Cristo] , y lo dio por cabeza sobre todas las cosas a la iglesia, la cual es su cuerpo, la plenitud de Aquel que todo lo llena en todo.”

    Romanos 8:16 “El Espíritu mismo da testimonio a nuestro espíritu, de que somos hijos de Dios.”

    Un hijo de Dios, sabe que la nueva vida recibida por obra del Espíritu Santo requiere del sustento de la gracia de Dios, lo cual demanda permanente humildad. Por tanto no es contraproducente estar dispuesto a reconocerse pecador y confesar su fe ante:
    – La iglesia como una congregación de “pecadores redimidos”.
    – La iglesia como una “manifestación corpórea de Cristo”.
    – Un predicador verdadero, como profeta de Dios que es.
    – Un predicador falso, como “soldado romano” que puede llegar a ser en cuanto a su egolatría o manipulación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s